La policía entra ilegalmente en el CSO La Traba para realizar identificaciones

La Haine - Madrid
28.Abr.07 :: Noticias

“Ya me he enterado que habéis estado repartiendo panfletos para hacer una merendola y os advierto que aquí no vais a hacer merendolas ni vais a hacer nada”. Estas eran las palabras de un representante de la sociedad propietaria de las instalaciones del CSO La Traba, que se ha presentado en la tarde de ayer junto con 6 patrullas de la policía nacional, justo el día antes de una merienda vecinal convocada por el Colectivo 8 de Marzo, para la cual habían buzoneado 3.000 panfletos en el barrio. Desde el Colectivo llaman a acudir hoy sábado a las 17.30 hs. al centro social a participar en la merienda y defender el espacio.



Hacia las 8 de la tarde de ayer, seis coches patrulla de la policía nacional, junto con un representante de la sociedad propietaria del inmueble okupado donde funciona el CSO La Traba, han llegado al edificio e incluso han logrado entrar forzando una cerradura. Los activistas que se encontraban dentro les han reprochado la actitud evidentemente ilegal pero un numeroso grupo agentes entraron unos metros más allá de la puerta, donde permanecieron más de una hora y realizaron hasta 6 identificaciones.

Por su parte, el representante de la sociedad lanzó varias amenazas. “Ya me he enterado que habéis estado repartiendo panfletos para hacer una merendola y os advierto que aquí no vais a hacer merendolas ni vais a hacer nada. No os preocupéis que yo no voy a permitir que se desarrolle el proceso judicial; tengo una constructora, así que traigo aquí unas grúas y os tiro esto abajo, y si os ponéis muy pesados traigo un grupo de rumanos y ya veréis como salís. Y no me importan las multas porque tengo dinero y las pago sin problemas. Yo lo siento mucho, pero aunque esto esté vació yo exijo el respeto a la propiedad privada”.

En la puerta del CSO pronto se concentraron decenas de activistas de centros sociales okupados y otros colectivos de Madrid para mostrar solidaridad y tratar de impedir en la medida de lo posible que la policía les arrebatara definitivamente el espacio. Finalmente, al no portar orden judicial, la policía y el representante de la propiedad optaron por marcharse.

A continuación se realizó una asamblea dentro del Centro Social junto con los solidarios concentrados, se informó de lo ocurrido y se discutieron diversas formas de apoyar a los Centros sociales Okupados de Madrid, ya que en las últimas semanas varios de ellos han sufrido ataques o presiones: es el caso de la Facultad Okupada, el CSO Kbo, CSOA Pelíkano, CSOA La Fábrika de SueF1os, etc.

En el caso del CSO La Traba, los activistas del colectivo 8 de marzo afirmaron a La Haine que “una vez más se visibiliza el peligro que supone para el poder que desde los centros sociales se conecte con los vecinos. Para convocar esta merienda vecinal habíamos repartido 3000 panfletos en el barrio, los últimos 300 en la puerta de un colegio cuando cientos de padres esperaban la salida de sus hijxs. La historia se repite. El antiguo CSO Milano fue precintado por la policía una hora antes de que tuviera lugar una merienda vecinal que habíamos convocado dela misma manera y repartiéndose la misma cantidad de propaganda. La presión policial provocó que perdieramos el espacio. Por suerte, esta vez todo ha quedado en un susto, si bien desde el CSO La Traba llamamos a participar esta tarde sábado a las 17.30 en la merienda vecinal” (c/ Batalla de Belchite, 17 - metro Legazpi).