ManifestaciF3n Antifascista 20N. SE1bado 21 a las 18h entre Atocha y Sol

Coordinadora Antifascista de Madrid
18.Nov.09 :: Convocatorias




FRENTE A LA CRISIS CAPITALISTA, SU ARMA: LA REPRESID3N Y EL FASCISMO; LA NUESTRA: UNIDAD Y ORGANIZACID3N

A1Madrid EN LUCHA!
SE1bado 21 de noviembre de 2009 a las 18:00h. Atocha-Sol
Convoca: Coordinadora Antifascista de Madrid

Crisis es la palabra que mE1s estamos escuchando este aF1o. Constantemente nos dan datos y nos hablan de subidas de tipos de interE9s o de subidas de impuestos. La realidad es que la avaricia y ansEDa de explotaciF3n y competencia capitalista revientan su propio sistema y quienes lo pagan son los/as que producen, los/as de siempre: la clase trabajadora. Aprovechan las crisis para hacer recortes en los derechos laborales, salariales, endurecimientos penales, eliminaciF3n de libertades y derechos bE1sicos conseguidos a base de sangre y lucha.

Es en estos momentos cuando mE1s se palpa el carE1cter brutal del capitalismo y por ende cuando mE1s gente despierta y comienza a politizarse. Pero eso les supone un problema: los empresarios y los polEDticos a su servicio no van a permitir que la clase obrera se organice y pelee por sus derechos y para ello utilizan todos los medios a su alcance, legales o ilegales. En Madrid la multinacional TelefF3nica despide a tres delegados pertenecientes al sindicato AST y sanciona a otros tres con 45 dEDas, acusados de falta muy grave, por la lucha de un convenio, sirviE9ndose de un montaje empresarial y a peticiF3n de CC.OO., firmante de dicho convenio. La criminalizaciF3n de sindicalistas como se produce con Candido y Morala (CSI), o contra trabajadores combativos de LAB, SAT-SOC, CIG o CNT es una muestra de cF3mo dEDa a dEDa aumenta el cerco contra aquellos que luchan por una salida a la crisis que beneficie a los obreros. Hay que remarcar la embestida contra quienes denuncian la privatizaciF3n de nuestros derechos mE1s bE1sicos como la sanidad o la educaciF3n, el ejemplo de la represiF3n que sufre el movimiento anti-Bolonia en Barcelona es otra muestra mE1s.

La ruptura con el rE9gimen heredado del franquismo sigue siendo una cuenta pendiente. El rey Juan Carlos I, nombrado por Franco como su sucesor, sigue oficialmente al frente un ejE9rcito espaF1ol que no sufriF3 depuraciF3n alguna con la llegada de la actual democracia formal parlamentaria, al igual que la judicatura. Los Pactos de la Moncloa, asED como la ConstituciF3n de 1978, asumidos por la burguesEDa y las fuerzas supuestamente progresistas durante la llamada TransiciF3n, son la causa del amplio proceso de desgaste que sufrimos a dEDa de hoy en el plano de las conquistas sociales. La TransiciF3n fue un fraude porque significF3 pactar la renuncia a la lucha revolucionaria. SignificF3 que las principales reivindicaciones de fondo no se resolvieran y sigan, por tanto, siendo una necesidad urgente: el problema del derecho de autodeterminaciF3n de los pueblos, el problema de la OTAN y el imperialismo, y por supuesto el problema de opresiF3n capitalista a la clase trabajadora.

AdemE1s de esto, a quienes lucharon contra el franquismo y a sus familiares se les sigue ignorando; la Ley de Memoria HistF3rica no es mE1s que un caramelo para entretenernos y que intentemos olvidar que los/as represores de ayer aun no han sido juzgados/as, mientras que miles de antifascistas asesinados durante la dictadura siguen desaparecidos.

No por casualidad a dEDa de hoy vivimos un auge de la represiF3n contra el movimiento antifascista. Se produce una continua ilegalizaciF3n de actos y manifestaciones, con la represiF3n policial y judicial que eso conlleva, mientras que al fascismo callejero le amparan y protegen las instituciones como vimos el pasado 12 Octubre en Toledo o meses antes el 28 de Marzo en Vallekas. Por otro lado la exaltaciF3n del espaF1olismo burguE9s sigue siendo un instrumento de dominaciF3n, pretendiendo que la sociedad no identifique a los responsables de su empobrecida situaciF3n econF3mica y mostrando a quien viene de fuera como enemigo. Utilizan esta tE9cnica para dividir a la clase trabajadora entre nativa o extranjera. Vemos cF3mo, por ejemplo, los partidos parlamentarios se unen contra los inmigrantes para crear y aprobar la nueva Ley de ExtranjerEDa que facilita la expulsiF3n interesada de aquellos trabajadores que, en la prE1ctica, por distintos motivos no cumplen el objetivo social de abaratar la mano de obra cubriendo las espectativas empresariales.

Viendo este panorama solo tenemos una alternativa: unirnos y luchar. No es momento de convertir nuestras diferencias en un obstE1culo sino, por el contrario, de convertirlas en una suma de fuerzas. Porque es legEDtimo caminar separados pero es fundamental golpear juntos. Nuestro enemigo comFAn es el capitalismo y su forma concreta de Estado EspaF1ol. Poco a poco estamos viviendo un proceso unitario en todo el Estado, dejando claro que unidos/as somos mE1s fuertes. En muchas ciudades podemos ver un mismo lema, un mismo cartel, porque tenemos la necesidad de construir una alternativa revolucionaria en la calle. Internacionalmente tambiE9n se ha vivido esta unidad, la solidaridad hacia los/as caEDdos/as y presos/as antifascistas se ha demostrado en los FAltimos aF1os, asED como un sentimiento de fraternidad entre asociaciones de distintos paEDses.

Una vez mE1s, como cada dEDa, las/os antifascistas asesinadas/os estarE1n presentes. En especial Carlos Palomino, porque ya son dos aF1os en los que todo el Antifascismo de Madrid ha peleado por la justicia popular contra la impunidad fascista. Para que su asesinato no se despolitice, para que su lucha no se olvide y su muerte no fuese en vano. Por ti, por todas/os, porque ni olvidamos ni perdonamos.

Este 20-N ademE1s, celebramos que se cumplen 20 aF1os desde que se creo la Coordinadora Antifascista de Madrid. Desde 1989 formando un espacio asambleario y unitario, estamos en la calle plantando cara al fascismo y al capital, y seguiremos asED, porque el antifascismo es la lucha de toda la clase trabajadora; y aunque nos criminalicen, encarcelen, torturen o asesinen, siempre habrE1 compaF1eras y compaF1eros para coger el relevo, organizarse y continuar la lucha.

A1MADRID EN LUCHA!